Consejos para hacer las compras del supermercado

En general, ir al supermercado será un tarea más sencilla y tendrá un costo más bajo, si se hace de una manera organizada de acuerdo a las necesidades y gustos de cada familia.

Para las familias en que algunos de sus miembros tiene alguna limitación con respecto a ciertos productos, lo primero es que todos estén de acuerdo en apoyar a esa persona y se integren al mismo plan de alimentación. Esto porque será más fácil para él o ella apegarse a su plan y en la mayoría de los casos termina siendo un beneficio para toda la familia.

Este es el caso de las familias de personas con un padecimiento crónico, en que
hay que apoyarles con un plan de alimentación de 5 o 6 comidas por día, establecer
horarios lo más fijos posibles, procurar respetar las porciones adecuadas, eliminar el
azúcar, disminuir las grasas, sal y condimentos; que es al final una alimentación ideal
para cualquier persona.

Entonces, como hay que organizarse:

1. Conoce el plan de alimentación. Es recomendable que la persona que va a
hacer las compras conozca bien el plan. Éste varía de acuerdo a la edad y
necesidades de la persona, y ayudará a incluir o sacar ciertos productos de la
lista de compras.
Muy importante asesorarte con el nutricionista en relación a la variedad
de productos que se ofrecen en el mercado sin azúcar, y leer las etiquetas
nutricionales de los alimentos. Así si encuentras algún producto nuevo en el
mercado, puedes valorar incluirlo en la dieta, y tener más variedad de opciones
para evitar la sensación que la alimentación es limitada.

2. Revisar que tienes en la despensa. Antes de hacer la lista de compras, revisar
los alimentos que tienes y valorar usarlos en la semana que empieza. Con esto
reducirás los desperdicios.

3. Planear un menú de comidas por semana. Esto no sólo te dará una visión
más clara de lo que debes comprar, sino que ahorrarás dinero en el proceso.
También permitirá planear tener más variedad durante la semana en almuerzo
y en meriendas.

4. Consulta con la persona interesada. Pregunta a la persona qué le gustaría que
le compres, sobre todo para las meriendas y almuerzos.

5. Con lista en mano, trata de comprar sólo lo que está ahí.

6. Hacer las compras con calma. Es importante, ya que si recorres los pasillos con
tranquilidad, tal vez encuentres productos nuevos y opciones diferentes. Cada
día hay más variedad de snack´s bajos en grasa u horneados, confites, helados y chocolates sin azúcar.

7. Cuidado con los productos procesados. Los alimentos que ya vienen
preparados nos pueden sacar de apuros, pero hay que tener cuidado en revisar
las grasas en las etiquetas nutricionales, ya que generalmente contienen mucha
cantidad. Si puedes, es más recomendable preparar todo en casa: snack´s, salsas de pastas, pizzas, etc.

8. Ya en casa. Cuando ya tienes todo en casa, utiliza los alimentos que tienen un
vencimiento más próximo o las frutas o verduras que se sabe duran menos.

Por último, trata que el padecimiento que limita la dieta de la persona no sea
el centro de todo lo que sucede en tu casa, y menos en la mesa, ya que éste es
uno de los tiempos que más se puede aprovechar para conversar y compartir.

sweet-treats Colaboró:
Ana C. Ortega MBA
Cocina Práctica y Saludable

Sweet Treats by Paula´s

 

Haz click en la foto