Relaciones virtuales

Relaciones virtualesLas personas que tienen conexión a Internet son más propensas a estar en una relación romántica que la gente que no tiene acceso a la Web, halla un nuevo estudio.
Y es probable que Internet sustituya muy pronto el viejo recurso de los “amigos” como vía principal para conocer a su alma gemela, informaron los investigadores de Stanford el lunes en la reunión anual de la American Sociological Association en Atlanta.
Las conexiones virtuales han demostrado ser especialmente fructíferas para los corazones solitarios, las minorías o segmentos de la población a los que les resulta difícil encontrar pareja, como los heterosexuales de mediana edad, y los hombres y mujeres homosexuales.
“Vemos esto como una tendencia actual a medida que más generaciones usan Internet, además con las exigentes demandas de los horarios de la gente, este medio parece ser el siguiente paso lógico”, dijo Simon Rego, director de formación clínica del Instituto Estadounidense de Terapia Cognitiva en la ciudad de Nueva York.
“Clínicamente, he observado un aumento en el número de personas que utilizan Internet, y este estudio lo confirma”, señaló Theresa Quinn, profesora asistente de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de medicina del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M y directora de psicología en la Clínica de Scott & White College Station. “Creo que es más común de lo que la gente esperaba”.
En 1940, el 20 por ciento de las personas conocía a sus parejas a través de amigos, y ese número creció a 40 por ciento en 1990.
Relaciones virtualesAhora esa tendencia está decreciendo, al igual que la de otros mecanismos locales para conocer gente, tales como grupos comunitarios, amigos de la escuela o compañeros de trabajo, señalaron los autores del estudio.
Los investigadores llegaron a estas conclusiones por una encuesta representativa a nivel nacional llamada Cómo se conocen y permanecen unidas las parejas. La encuesta también incluyó entrevistas profundas con los participantes.
Más del 80 por ciento de las personas encuestadas que tenían una conexión a Internet en casa tenían pareja (estaban casadas o vivían con una pareja). Para los adultos que no tenían acceso a Internet la tasa era de 62.8 por ciento.
Las tres cuartas partes de las parejas que se conocieron por Internet no tenían ninguna idea de que iban a encontrar un compañero en el ciberespacio. En otras palabras, no habían tenido ningún contacto virtual de antemano.
Entre los puntos de encuentro en línea considerados a menudo como buen punto de reunión se encontraban los sitios de citas en la Web, anuncios clasificados virtuales, salas de chat, redes sociales (como Facebook o MySpace) y a través de juegos de Internet.
Al parecer existían otras ventajas de conocerse en línea: Las tasas de ruptura de las relaciones eran mayores entre las parejas que se habían conocido a la antigua usanza, a través de amigos, 9.6 por ciento frente a 8.1 por ciento de los que se habían conocido por otros medios.
Los grupos que anteriormente tenían pocas esperanzas ahora encuentran que sus probabilidades son mucho mayores.
Realaciones virtuales“Lo particularmente interesante es la idea de que para grupos determinados que pudieron haber sido marginados en el pasado, [esto les ofrece] grandes oportunidades para establecer contacto con gente que quizá no habrían conocido fácilmente a través de métodos tradicionales [como] amigos o clubes gay”, apuntó Rego.
El estudio describe el caso de una mujer lesbiana del sur que empezó a conocer a gente que vivía dentro de su código postal a través de America Online (ahora llamado AOL). Sus intentos previos en bares e iglesias gays habían sido infructíferos.
Lo mismo ocurría en el grupo de mediana edad.
“Conozco a muchas personas de 30 a 40 años que se han separado o divorciado o que han dado prioridad a su carrera, y de repente se han dado cuenta de que el círculo de amigos con el que solían relacionarse se ha desvanecido porque se han casado o formado familias y no salen con tanta frecuencia”, señaló Rego. “Ahora usted cuenta con este medio donde potencialmente se reúnen millones de personas”.
Quinn ve también que más solteros heterosexuales de mediana edad se conocen por Internet, al igual que gays y lesbianas.
“El mensaje es claro. Esta tendencia existe y parece lógica”, señaló Rego. “Imagino que seguirá creciendo a medida que más personas recurran a Internet”.

Fuente: univision.com