Cáncer de piel y Quemaduras Solares

Cáncer de piel y Quemaduras Solares
Carcinoma Basocelular y Epidermoide

El carcinoma basocelular y epidermoide son los tumores más frecuentes mundialmente y su aparición sigue en aumento.  Aunque no se asocian con una alta mortalidad, pueden causar deformidades importantes cuando su aparición es en la cabeza y el cuello.
La radiación ultravioleta es la causa principal de estos tipos de cáncer de piel.  Ella actúa como carcinógeno, o promotora de la carcinogénesis.
La radiación ultravioleta penetra las células de la epidermis y causa daño al ADN celular.  Las células sufren un cambio en sus “genes guardianes”, haciendo que éstos no funcionen adecuadamente, y pierdan la protección para no desarrollar cáncer.
El carcinoma epidermoide, es un tumor maligno derivado de los queratinocitos.   Puede tener un aspecto similar a las verrugas, o presentarse como una protuberancia de rápido crecimiento dolorosa.
El cáncer basocelular aparece como un nódulo, de crecimiento lento, usualmente en la piel que ha sido expuesta al sol.   Puede presentar una ulceración interna, no dolorosa.
Prevención: es de suma importancia cuidarse de la exposición al sol, y el uso de protector solar para prevenir este tipo de problemas.
Tratamiento:
Es importante consultar a su médico para un adecuado diagnóstico.
De confirmar el diagnóstico, el tratamiento es quirúrgico.  Un diagnóstico temprano (cuando la lesión es pequeña) ayudará a tener un menor riesgo de deformidad del sitio afectado.
Cáncer de piel y Quemaduras SolaresMelanoma:
Es un tumor maligno de los melanocitos, (las células que producen pigmento de color en la piel), y el tipo más serio de cáncer de piel, con una mortalidad importante en algunos casos.
El problema aparece como un cambio en un lunar existente, o una nueva lesión pigmentada en la piel que ha ido creciendo, tiene bordes irregulares, cambios de color, o es asimétrica.  Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, hasta en zonas no expuestas al sol.
Las quemaduras de sol son un factor de riesgo para padecer este tipo de cáncer de piel.  Se ha mencionado que hay un riesgo mayor si se tiene una historia de quemaduras de sol durante la infancia .
Con el fin de confirmar este enunciado, se revisaron 1300 títulos y evaluaron 270 artículos en detalle, con el fin de valorar la asociación entre las quemaduras solares en la infancia, la adolescencia, la edad adulta, en fin, durante toda la vida, y el riesgo de padecer melanoma.

Cáncer de piel y Quemaduras SolaresLos resultados mostraron un aumento de riesgo de padecer melanoma con un mayor número de quemaduras de sol durante todas las épocas de vida. Por ello se recomienda prevención para reducir las quemaduras solares, cuidarse de la exposición al sol y usar protector solar.
Diagnóstico y tratamiento:
Es importante consultar a su médico ante una lesión en la piel sospechosa para realizar un adecuado diagnóstico, ya que el tratamiento de una lesión en estadío temprano tiene un mejor pronóstico.

Equipo de Estilo y Salud femenina
Ann Epidemiol 2008;18:614–627
Drug Discovery Today: Disease Mechanisms Vol 5 No.1 2008