La magia de creer

La magia de creer“La magia de creer”. Estas palabras envuelven un concepto tan poderoso, liberador y efectivo que si lo vendieran embotellado, todo el mundo correría a comprarlo. Tenemos que darnos cuenta de la vital importancia de creer en nosotras mismas y, sobre todo, de que tenemos mucha más fuerza mental de lo que imaginamos.

Y aunque el arte de la confianza en una misma es absolutamente esencial, es a la vez difícil de conseguir. Esto es debido a que esa confianza puede haber sido machacada con el paso del tiempo por condicionantes externos o incluso durante la infancia.

Pero hay formas de aprender a subir la autoestima, porque al fin y al cabo, se trata de algo que proviene de tu mente. Para ayudarte a ello, te traemos algunos consejos que seguro te serán de mucha ayuda.

¡Alimenta tu subconsciente!

Si le das a tu mente una inspiradora dosis de pensamientos positivos, te sentirás mejor inmediatamente y te lo notarás. Pero esta magia se va igual que viene de tu subconsciente. Cuando eso pasa, vuelve a invadir tu mente la negatividad, algo que afecta a tu trabajo, tus ideas, tus relaciones…

Por ello, una forma fantástica de alimentar tu subconsciente es llenarle de afirmaciones positivas acerca de lo que te gusta de tu vida o de lo que te gustaría para ella. Por ejemplo: “Soy exitosa en el trabajo, tengo salud, estoy enamorada y no me falta el dinero. ¡Gracias universo!”.

Esta frase cubre todas las áreas de tu vida y es muy fácil de recordar. Otra afirmación, más relacionada con el área laboral, sería: “Quiero crecer profesionalmente y optar a un puesto de responsabilidad mayor”. ¡Es un pensamiento maravilloso!

Cuando empiezas a creer estas u otras afirmaciones que te inventes, empezarás a tener “La magia de creer” embotellada en tu vida y presente en tu mente. ¡La positividad atrae a la positividad!

El poder de la mente

El poder de la menteMuchas veces subestimamos al subconsciente, pero es mucho más poderoso que la parte que controlamos de nuestra conciencia, porque el subconsciente es como un ordenador que almacena todos nuestros pensamientos y experiencias. Por eso a veces tenemos actitudes o pensamientos que no entendemos y que incluso no nos gusta tener.

Tú puedes cambiar esto con afirmaciones y hábitos diarios. Si tienes un mal concepto de ti misma, eso repercutirá en tu mente. Por ejemplo, escucha los pensamientos negativos que tienes hacia ti a lo largo del día, ¡te sorprenderás de las burradas que te dices a diario!

Si, por el contrario, cambias esos pensamientos negativos por positivos, reforzarás tu autoestima poco a poco. Cambiar el horrible “no puedo” por “sí puedo” o “lo que puedo hacer es…”, es un buen comienzo. ¡Todo está en el poder de la mente!

Refuerza los pensamientos positivos

Hay diversas formas de reforzar tus pensamientos positivos. Una buena manera de tener éxito en este cambio de actitud es grabar las afirmaciones que has pensado como: “soy inteligente, tengo salud, soy preciosa…”, para que las puedas escuchar en tu mp3 una y otra vez. Puede parecer una tontería, pero tu subconsciente escogerá esas palabras y las esbozará en tu cerebro hasta que vayan tomando forma para tu día a día.

Recuerda que cada idea que proyectas al universo vuelve a ti de una forma u otra, así que haz que los pensamientos positivos y mágicos se conviertan en realidad. Un hábito -dependiendo de cual sea- puede cambiar en un periodo de 21 a 90 días, así que, ¿a qué estás esperando? ¡Manos a la obra!

Di en voz alta: “¡Soy perfecta!”

Mujer felizOtro aspecto a tener en cuenta es que todas somos preciosas, tenemos una gran fortaleza y merecemos creer que somos perfectas tal y como somos. Y es que a menudo escuchamos a otros acerca de lo que deberíamos hacer o pensar hasta el punto de querer ser como los demás nos dicen.

Pero no hagas caso. Deja de pensar así porque todas somos únicas. Esto quiere decir que no vas a vivir tu vida como deseas ni vas a ser feliz contigo misma hasta que no dejes que nadie te haga perder la fe en ti.

Todas tenemos nuestras metas y aspiraciones, y es normal que cambien a medida que crecemos, pero solo si tú misma cambias de idea. ¡No te sientas presionada por nadie!

Toma las riendas

Nadie dijo que ser una misma fuera siempre fácil, y más si recibimos críticas de nuestro entorno sobre lo que se espera de nosotras. Pero tienes que tomar las riendas de tu vida, que es tuya y de nadie más. Y está probado que cuando una huye de las masas, pasan cosas maravillosas. ¡Las grandes mentes de la historia siempre nadaron a contracorriente!

Así que empieza a hacer las cosas que te gusten y eso te hará sentir especial y liberada. No se trata de ser egoísta, como mucha gente diría, pues cuando otros vean que eres realmente feliz siendo tú misma, lo entenderán.

En definitiva, si cambias tu forma de pensar, cambiará tu vida. Cree en ti y los demás creerán en ti. Recuerda que tienes un ticket especial para un maravilloso viaje que es tuyo y de nadie más. No hay otra persona igual a ti en el mundo, eres única. ¡Para un momento a pensar en lo increíble que es eso! Solo tienes que empezar a creer en ti… ¡y la magia llegará!

 

Artículo adaptado de  enfemenino.com