El manejo de la ira

 

El manejo de la iraComo seres humanos expresamos nuestros sentimientos y emociones de muchas formas que, en su esencia, son “energía”. Cada error o rasgo psicológico que se manifiesta en nuestra personalidad como algo negativo esconde tras de sí una virtud, una fuerza positiva que puede ser liberada si actuamos con inteligencia y con sabiduría.

Cuando tenemos un fuerte impulso por cambiar una situación o a una persona, y no logramos el objetivo al comunicarnos nos sentimos frustrados y enojados, lo que nos lleva a sentir ira.

Es importante comprender que la ira forma parte de nuestra vida emocional, pero que nosotros en verdad, somos más que nuestras emociones. El primer paso es reconocer la ira en nosotros, así como conocer cuáles son los pensamientos y emociones que nos llevan a ella, identificar los “botones que activan la ira en mí”.

Luego debemos tomar la decisión de controlar o dominar esa energía, para que en lugar de que se vuelva mi peor enemiga y me produzca tanta negatividad que hasta afecte mi estado de ánimo, mi estado mental y mi salud, poder transformarla y convertirla en mi aliada.

 

¿Cómo se logra eso?

El manejo de la iraSabemos que toda energía se puede transformar, por tanto, la energía que está detrás de la ira, la podemos convertir en fuerza de voluntad, que es lo que nos impulsa a lograr verdaderos cambios en nuestra vida.

El auto conocimiento es la clave para que utilicemos positivamente nuestra naturaleza emocional. Debemos permitirnos sentir esa emoción, ese dolor y expresarlo para dar libertad. Eso sacará la energía que está en nosotros para convertirla en algo constructivo.

No podemos seguir permitiendo que el ego utilice las energías de nuestras emociones para perjudicarnos, por el contrario, debemos tomar el mando desde nuestra conciencia, aprendiendo a dominar nuestra mente y pensamientos, que son los que se convierten en emociones y nos hacen actuar luego en el mundo físico.

 

Preguntémonos: ¿Para qué me sirve la ira?

El manejo de la iraSi es un mecanismo de defensa y lo generamos con un fin específico, ¿podríamos usar esa misma fuerza de manera positiva o para lograr lo que necesito?

Solo hay que darle vuelta a la moneda, en lugar de utilizar la parte negativa de la ira hacia los demás, que manifestamos como reclamos, insultos, agresión, peleas y resentimientos, usemos su parte positiva, retomando toda esa energía que sentimos y convirtiéndola en fuerza de voluntad, decisión, empuje para transformar mi interior, para volverme creativo.

Buscar soluciones diferentes con la misma fuerza pero enfocadas de manera positiva, así lograremos cambiar nuestro entorno.

Recuerde que dentro de usted está el poder para cambiarlo todo, pero no espere cambiar a nadie afuera, pues sobre lo único que tiene control es sobre usted mismo.

 

 

Adaptado de: vidasana.com.sv