¿Están listas para la clase de body pump?

 

¿Envidias el cuerpo fibrado ? ¿Te gustaría marcar un poquito tu abdomen y dar forma a piernas y brazos? Entonces el body pump es para ti. Este tipo de fitness creado por LES MILLS permite, con sus ejercicios de pesas, moldear el cuerpo en tiempo récord. Por cierto, también estarás más fuerte.

 ¿Están listas para la clase de body pump?Las clases de body pump suelen durar una hora y, al ritmo de la música más actual, tendrás que levantar una barra con discos de pesas en sus extremos. La idea es trabajar cada uno de los grupos musculares a medida que va cambiando la canción o track. Cada persona pondrá en la barra el peso que le recomiende el monitor, teniendo en cuenta que este ejercicio se basa en una gran cantidad de repeticiones con un peso más o menos liviano, no en levantar toneladas.

 

Los platos fuertes de la clase de body pump son las sentadillas y launges (una variación de estas hacia adelante y con las rodillas en 90 grados) con las que las piernas se endurecen y tonifican rápidamente. Se trabajan en toda su extensión: cuádriceps, gemelos y cara interna de los muslos. Eso sí, es el ejercicio que más cansa de toda la sesión de body pump.

 

 ¿Están listas para la clase de body pump?Las clases de body pump no estás diseñadas para quemar calorías sino para tonificar todos los músculos del cuerpo. No obstante se pueden llegar a quemar hasta 500 calorías, algo menos en el caso de las mujeres, y al crearse más músculo y acelerarse el metabolismo (el tejido muscular es activo a diferencia del graso), se quemarán más calorías en reposo. Debes saber que, aunque no es un ejercicio cardiovascular como tal, hay muchos momentos de la sesión en el que el corazón trabaja intensamente. Además te sentirás más fuerte y estarás ayudando a prevenir la osteoporosis.

 

 

Adaptado de:cosmohispano.com