La Píldora

 

Desde sus inicios en 1950, la píldora anticonceptiva es una innovación médica que ha transformado a las diferentes generaciones.

Más de 50 años después, se tienen medicamentos más seguros y con menor dosis, así como una mejor comprensión de los riesgos y beneficios de la píldora. El asesoramiento y directrices para la educación de pacientes han evolucionado para reflejar estos riesgos.

La píldora se prescribe en sus inicios en algunos países exclusivamente para el control del ciclo, y sólo a mujeres casadas.

La primera píldora comercializada en los años sesenta tenía 9,85 mg de la progestina  noretinodrel  y 150 µg (microgramos) del estrógeno mestranol.  Las de hoy contienen menor dosis de hormonas: por lo general 0,1 a 3,0 mg de progestinas modernas y de 20 a 50 µg (microgramos) de estrógenos.

Beneficios no anticonceptivos del anticonceptivo:

pildora anticonceptiva: beneficios y riesgosLos anticonceptivos orales proporcionan una opción no invasiva para tratamiento de un gran espectro de alteraciones ginecológicas como:  el dolor menstrual, sangrado menstrual abundante, síntomas premenstruales y en los cambios que se producen cercanos a la menopausia.  La cantidad de histerectomías por razones de sangrado uterino disfuncional y sus complicaciones es considerablemente menor.

Acné:  en una revisión de 31 estudios con 12,579 pacientes observadas que se dividieron en grupos, y usaron 6 tipos de anticonceptivos diferentes, se concluye que los anticonceptivos orales son efectivos para reducir lesiones de acné inflamatorio y no inflamatorio.

Cáncer:  La píldora es un factor protector para cáncer de ovario y endometrio, y factor asociado o “cofactor” en cáncer de cérvix.  Hay estudios con resultados mixtos con respecto al riesgo de cáncer de mama, eso si al dejar de utilizar el método 5 años, el riesgo es el mismo de una no usuaria de anticonceptivos.

 

Riesgos:

pildora anticonceptiva: beneficios y riesgosEl tromboembolismo venoso es uno de los efectos secundarios más notorios de la píldora. Si bien es una condición real y peligrosa;  el riesgo debe ser considerado en su contexto.

Con la reducción histórica de la dosis de etinilestradiol de más de 50 µg a tener 30 µg , se reduce significativamente el riesgo de complicaciones trombóticas.   Una mayor reducción en la dosis de estrógeno de 30 µg a 15 a 20 µg reduce sólo marginalmente el riesgo de trombosis.

Según datos de dos grandes estudios europeos, existe un poco más de riesgo de tromboembolismo asociado al uso de anticonceptivos combinados con progestágenos de tercera y cuarta generación, que el uso de aquellos combinados con progestágenos de segunda generación.  Según comités de expertos, no se altera el perfil de seguridad para prescripción.

El anticonceptivo oral que contiene sólo progestágeno, comúnmente conocido como “mini píldora”, no tiene o se asocia sólo marginalmente a un aumento de riesgo de estos eventos.

El riesgo de tromboembolismo,  en un embarazo normal es de aproximadamente 30 en 10 000; con el  uso de anticonceptivos orales es de 3 a 10 en 10 000.  Es interesante observar que la toma de la píldora reduce el riesgo de tromboembolismo de la mujer en comparación con el riesgo habitual durante un embarazo normal.

El riesgo anual de muerte por una mujer joven no fumadora de 15 a 34 años al tomar la píldora es de 1 en 1 667 000, similar al riesgo de un evento raro como morir al caer un rayo, que es de 1 en 2 000 000.

Efectos secundarios:

pildora anticonceptiva: beneficios y riesgosPeso:  En una revisión de 49 estudios, la mayoría de diferentes combinaciones anticonceptivos no mostraron ninguna diferencia sustancial en cambios en el peso.

Cambios de humor:  en una revisión de artículos de 1976 a 2010, se encontró que la depresión no es un efecto común de los anticonceptivos.

Fertilidad: en revisión de 17 estudios, las tasas de embarazo 1 año después del cese de uso de los anticonceptivos orales, fueron muy similares a las que se tienen después de una interrupción de método de barrera o de uso de ningún método anticonceptivo.  No hubo evidencia de aumento de complicaciones o efectos adversos en el embarazo.

Libido:  La mayoría de pacientes no reportaron cambios en la libido, un grupo pequeño mostró un incremento y otro grupo una disminución. Si se presenta este efecto negativo, es importante hablarlo con el médico para no afectar su calidad de vida y relación de pareja.

Los anticonceptivos son muy eficaces cuando se usan correctamente.  Los cambios que se han hecho a la píldora y sus componentes a lo largo de las últimas cinco décadas se han llevado a cabo para mejorar la tolerancia, promover su uso correcto, y maximizar los beneficios no anticonceptivos asociados a la píldora a utilizar.

 

Colaboró

Dra. Nadia Srur Rivero

Especialista en Ginecología y Obstetricia, Ginecología Oncológica

Hospital San Juan de Dios, Hospital La Católica

(506) 2246-3459, 2246-3458