De vez en cuando vale la pena detenernos en la vorágine del día a día para hacer una lista con todo aquello que hemos logrado. Esto como una forma de tomar conciencia sobre cuánto hemos crecido emocionalmente. Les dejamos 8 señales de las personas que han crecido emocionalmente, señales que paulatinamente todos comenzamos a tener:

1. Dejan ir lo que les hace mal

Las personas que han crecido emocionalmente retiran de su vida lo que les daña, ya sean personas o situaciones, y lo que no les ayuda a seguir o les ata al pasado. Saben que esta habilidad es clave para alcanzar el éxito en cualquier cosa que emprendan.

2. Aprenden de los errores

¿Quién dijo que equivocarse ha de convertirse en una carga para toda la eternidad? Las personas que han crecido emocionalmente saben que de los errores se sacan muchas enseñanzas. De nada vale aspirar siempre al perfeccionismo, es bueno equivocarse y saber qué cosas no volver a repetir. Ahora guiados por la experiencia.

3. Celebran los éxitos ajenos

Las personas que han crecido emocionalmente se ponen felices cuando a otro le va bien. Esto quiere decir que comprenden que esa persona se ha esforzado mucho, por lo que son capaces de reconocer el trabajo de los demás.

4. Tienen relaciones menos conflictivas

8 Señales que Indican que has Crecido Emocionalmente

Las personas que han crecido emocionalmente no se lo pasan discutiendo. Han aprendido a ponerse en el lugar del otro, e intentan llegar a un acuerdo antes de confrontar. Además, se han dado cuenta que a veces es mejor tener tranquilidad que razón.

5. Evitan las quejas

Esta es sin duda una de las señales más destacadas de las personas que han crecido emocionalmente. Al pasar todo el día criticando lo único que se logra es aumentar el pesimismo a nuestro alrededor. Si actuamos o resolvemos más y nos quejamos menos, es porque estamos creciendo.

6. No temen pedir ayuda

Las personas que han crecido emocionalmente han comprendido que pedir ayuda es una señal de confianza en el otro, y no de debilidad. No podemos hacer todo solos siempre, es bueno ser humildes y reconocer que no se sabe algo o que se necesita ayuda.

7. Saben lo que quieren

Las personas que han crecido emocionalmente son más conscientes de lo que desean lograr en su vida y hasta en qué momento. Al estar más seguros de sí mismos establecen las reglas de su destino y saben lo que esperan del mañana.

8. No les importa lo que digan los demás

A las personas que han crecido emocionalmente no les interesa el “qué dirán”, y se atreven a hacer lo que les reconforta. Solo le interesan las opiniones de aquellos que los quieren ayudar y desean verlos bien. Es decir, las “críticas constructivas” de los que los rodean, porque en esta etapa ya se han alejado de las personas negativas.